Pintar sobre acero galvanizado: ventajas y método de aplicación

Estás en://Pintar sobre acero galvanizado: ventajas y método de aplicación

Pintar sobre acero galvanizado: ventajas y método de aplicación

A la hora de pintar acero galvanizado hay que contar con productos específicos que confieran la mejor resistencia, durabilidad y adherencia. El acero galvanizado es un metal férreo que se encuentra recubierto por una capa de zinc. Esta ha sido colocada con diferentes procesos químicos. La idea es que el zinc frene la posible oxidación del metal que se encuentra debajo. Sin embargo, el zinc y el hierro galvanizado presentan un verdadero problema: tienen una adherencia muy mala, por lo que aplicar pintura sobre ellos suele ser un poco complejo. Por eso, vamos a ver cómo pintar sobre acero galvanizado.

La superficie del acero galvanizado es excesivamente lisa y, a la vez, tiene bastantes impurezas, características del zinc. Si te ves en la tesitura de tener que pintar sobre este material, antes debes saber bien sus características. :

  • Es una superficie muy lisa, lo que hace que sea complicada la adherencia de la pintura.
  • No tiene poros.
  • Es una superficie dura y resistente.
  • Cuenta con una fuerte resistencia a la oxidación.
  • También es muy resistente a los fenómenos atmosféricos, lo que lo hace perfecto para superficies u objetos que se encuentran a la intemperie.
  • Tienen poca resistencia a los ácidos y álcalis
  • Tiene graves problemas de adherencia con las pinturas.

¿Cuál es el proceso para pintar acero galvanizado?

Para poder pintar sobre acero galvanizado es importante seguir los siguientes pasos:

  • El primer paso es preparar la superficie. Para ello, lijamos la superficie del galvanizado y limpiamos la superficie. Para ello podemos utilizar un desengrasante Dirt Out, producto que elimina cualquier resto de grasa o polvo.
  • El segundo paso es aplicar una mano de imprimación Fosder. Se puede aplicar bien con brocha, con pistola o con airless. Es necesario dejar actuar durante 48 horas aproximadamente.
  • Por último el acabado, que se puede realizar con diferentes pinturas o esmaltes, siempre a elección del usuario. Es muy común para objetos urbanos como farolas, cubos de hierro, tuberías, puertas metálicas, techos, suelos rejillas… Cualquier hierro que se encuentre en un ambiente industrial o como objeto urbano, es decir, todo aquello que necesite protección frente a las inclemencias de la intemperie.

Por qué pintar sobre galvanizado

Los motivos puedes ser muy diversos pero lo cierto es que pintar acero galvanizado tiene muchas ventajas.

Además del aspecto decorativo, pintar sobre acero galvanizado ayuda a proteger la superficie sin la necesidad de tener el color gris metálico propio de este material.

También aportas una mayor durabilidad al material. Si bien el acero galvanizado es bastante duradero, al pintarlo su duración es todavía superior. Una superficie de galvanizado tiene una duración muy superior, pudiendo multiplicarse hasta por dos. Los galvanizados son muy resistentes a la intemperie y la oxidación puesto que este está formado por zinc. Sin embargo es poco resistente a ácidos y álcalis.

Por | 2019-11-20T11:31:18+00:00 septiembre 10th, 2019|Pintura industrial|Sin comentarios

Sobre el autor:

Deje su comentario

es_ESEspañol
en_USEnglish fr_FRFrançais es_ESEspañol

subscribete

aprovecha ofertas únicas para subscriptores

Sé el primero en enterarte de nuestros nuevos productos, recibe ofertas únicas y descuentos