Airless, método de aplicación de pintura

Estas en://Airless, método de aplicación de pintura

Airless, método de aplicación de pintura

A la hora de pintar una gran superficie, existen técnicas bastante favorecedoras. El Airless es una tecnología que permite que la pintura de pulverice a alta presión. La diferencia con otros métodos de aplicación se encuentra precisamente en que permita la atomización de la pintura sin aire. De esta forma, la pintura no sufre alteraciones ni se mezcla con otros componentes en el proceso.

Por lo general, los equipos que son más tradicionales precisan por necesidad la incorporación de aire. En este proceso, las partículas se fragmentan más de lo recomendable, provocando pulverización. Esto hace que exista una nube de material sobrante que no adhiere como nos gustaría. Por lo tanto, provoca un desperdicio de pintura. Sin embargo, con el airless, esta situación no sucede, por lo que es mucho más económico.

Ventajas del airless como método de aplicación de pintura

Entre las ventajas que nos proporciona este método de aplicación encontramos que es una técnica muy eficiente. Nos permite pintar de forma rápida y eficaz grandes superficies en un tiempo reducido y con una calidad óptima. El acabado que encontrarás en la superficie es de gran calidad.

Además, también supone un consumo de material bastante bajo. Como hemos explicado al inicio, al eliminar el exceso de atomización no se produce una sobrecarga del producto.

Es un método de aplicación de pintura muy recomendable para pintar suelos industriales. Estos suelos suelen ser más ásperos y, sin embargo, el airless confiere una buena adherencia. Sin embargo, aunque recomendamos su uso en estas circunstancias, lo cierto es que es muy versátil y puede utilizarse en otros muchos casos. Incluso te permite pulverizar zonas o productos más viscosos, donde es inconcebible la utilización de otros métodos de aplicación.

Cómo utilizar este método de aplicación

El método de funcionamiento del Airless es bastante sencillo. Se acciona de forma eléctrica y neumáticamente, con un motor de combustión interna. Contiene una acumulación de presión que se realiza a través de una membrana o un pistón. El flujo de la pintura se controla gracias a una válvula de entrada y otra válvula de salida.

Tiene un sistema de succión que puede ser más flexible, rígido o como embudo. El pistón o el diafragma transporta el material a través de la válvula. Al apretar el gatillo, el airless expulsa la pintura a través de una boquilla, que puede tener diferentes grosores. Además, cuenta con un filtro que ayuda a que la pistola no se obstruya a lo largo del proceso.

Si estás buscando un método de aplicación de pintura eficaz y con buenos acabados, el airless es lo que necesitas.

También te puede interesar

By | 2019-06-21T11:38:04+00:00 junio 21st, 2019|Pintura industrial|Sin comentarios

About the Author:

Deje su comentario